¿QUÉ ES ELEMENT?
Hola, me llamo Manu y te doy la bienvenida a Element Yoga School. La esencia de este lugar está implícita en su nombre “ELEMENT”, quédate con lo elemental del yoga. Es una escuela tradicional donde te acompaño y oriento en el aprendizaje de la bella disciplina del yoga.

 

LO MEJOR DEL BLOG
* Un Nuevo Comienzo
* Ujjayi Pranayama, la respiración victoriosa
* Pattabhi Jois y el Yoga Mala
* Yoga Korunta y Vamana Rhishi
* Asana

 

ELEMENT YOGA LAS PALMAS
c/ Secretario Padilla, nº 114 (Guanarteme)
35010, Las Palmas de Gran Canaria
Canary Islands, Spain
Ver en Google Maps

 

Contáctanos por email en:
info@elementyogalaspalmas.com

El yoga y las estaciones

El yoga y las estaciones

Todo en la naturaleza tiene un pulso, un ritmo que se observa con el cambio de los días y las estaciones. “Sólo el cambio permanece”. Estos ritmos cíclicos son dominados por elementos característicos que los distinguen. Si eres practicante asiduo de yoga, es posible que ya hayas observado un patrón que distingue a las estaciones a través de tu práctica.

Los chinos ya definieron las estaciones y establecieron 5 elementos para distinguirlas.

Igual que la naturaleza fluye, nosotros como parte de ella experimentamos cambios que marcan nuestra práctica.

La naturaleza fue definida con un flujo de cambio cíclico llamado “modelo de las cinco energías elementales”. Los chinos la denominaban “cinco etapas” (coinciden con los elementos de agua, madera, fuego, tierra y metal)

Invierno (Elemento Agua)

En invierno domina la quietud, la energía estática y de almacenamiento. Esta etapa es el estado de energía del extremo Yin. La energía del agua es altamente concentrada y poderosa. Siempre me he sentido en invierno como los árboles sin hojas acumulando agua y energía para ser desarrolladas en otras etapas. La práctica es tranquila, no es tiempo de desarrollar asanas muy complejas y exigentes. Es momento de una practica de mantenimiento en la quietud y la regularidad. El invierno produce cambios y prepara las bases y el terreno fértil para que tu practica florezca en la siguiente etapa. Es época de molestias de espalda, rodillas y hombros. Es momento de practicar con uyayi muy afinado, de modificar la práctica y las asanas si lo necesitas. El ciclo del sueño es más amplio y las mañanas cuestan un poco más.

Primavera (Elemento Madera)

En primavera domina la energía poderosamente expansiva. Recuerda que en la etapa anterior la energía ha sido guardada y almacenada, por tanto hay que controlar el exceso de expresión de la energía. La madera es Yang, es agresiva, es energía vigorosa que emerge bruscamente desde las profundidades del ser. Por algo el refrán nos cuenta “la primavera, la sangre altera”. La energía del árbol empieza a germinar desde la profundidad de la tierra, desplegando raíces y tronco, buscando la luz. La madera se asocia a la acción de crecer siendo la energía del retoño y todo lo verde.
En nuestra práctica la energía resurge precipitada y desordenada, es la época donde el mantenimiento da lugar al crecimiento, época de cambios fisiológico, mentales y emocionales. Notamos cambios físicos en nuestra práctica. Los huesos y las articulaciones empiezan a despertar y a mejorar pero pueden aparecer lesiones por el propio ajuste interno.

Verano (Elemento Fuego)

El fuego es la fuerza de la vida que se siente desde adentro, es Yang completo y ampliamente móvil. En el verano la vida y la práctica florece. El fuego es la energía suave hacia la culminación.La práctica se desarrolla al máximo, el potencial creativo, la fuerza, resistencia y flexibilidad se maximizan aunque la energía en la práctica se puede bloquear con un fuego falso que genera tensión en la cabeza, el cuello, y los hombros. El fuego en la práctica es una energía de compartir, dar. A medida que el verano transcurre la práctica madura permitiendo encontrarse con el siguiente elemento.

Verano tardío (Elemento tierra)

La tierra es la madre, provenimos de ella, somos parte de su crecimiento orgánico. Es la génesis de todo poder creativo y simboliza el regreso. Representa el centro y el punto de partida. Es ying-yang en equilibrio, el balance, la armonía de todas las demás enegías elementales. En los seres humanos representa la homeostasis (es una propiedad de los organismos vivos que consiste en su capacidad de mantener una condición interna estable compensando los cambios en su entorno mediante el intercambio regulado de materia y energía con el exterior. La tierra domina en verano tardío, provee la energía de la memoria y la reflexión, nutre la carne y construye músculos fuertes.

En nuestra práctica estamos en el climax físico, la práctica es sólida, madura, bien fundamentada y estable. El cuerpo se suele encontrar en muy buena forma. Las emociones suelen ser sanas y equilibradas y la mente genera estados más ecuánimes y estables. Es el origen y es el final. Es un nuevo punto de partida.

Otoño (Elemento Metal)

Éste es el principio del yin. Es energía del desprendimiento, Nos permite sacar lo que estorba y no es útil para nuestra vida interior. La práctica se vuelve más esencial, espiritual, pura a lo largo de la estación. Empieza a recogerse, a enfriarse. A este elemento Metal se le relaciona con la búsqueda espiritual. Las tradiciones espirituales se han apoyado siempre en la espiración, el soplo.Vivir el otoño es re-descubrir el inspirar y el espirar, tan fundamentales para la vida. Nostalgia, melancolía, tristeza se asocian a este elemento. A nivel físico nariz, garganta, pecho, pulmones y espalda se pueden desequilibrar.

Estas cinco energías elementales, constantemente, cambian su esfera de actividad.

Cada estación del año va relacionada con un Color, un Sentido, una Emoción o Sentimiento, un Elemento, Sabor, un Punto Cardinal, un Sonido, un Clima, un Órgano interno Yin y otro Órgano externo Yang.

La primavera corresponde a nuestro nacimiento e infancia. El verano a la adolescencia. El Verano Tardío a la madurez. El otoño a la etapa adulta y el invierno a la vejez y a la muerte.

Observa la influencia del Clima en tu cuerpo a través de los órganos y vísceras que pertenecen a cada estación del año, así como el equilibrio entre las estaciones y el desarrollo físico, mental, emocional, psíquico y espiritual.
Arrancamos la primavera, y quisiera dejarte un extracto de un magnífico libro que esboza perfectamente el instante que vivimos.

2 Comments
  • Montse
    Posted at 17:25h, 30 marzo Responder

    Muy instructivo, gracias Manuel

  • Elena Garcia Santana
    Posted at 18:11h, 31 marzo Responder

    Que bueno Manu!!!!
    Lo has escrito tu?
    Si es así ,mi enhorabuena!!
    Muy lindo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies