¿QUÉ ES ELEMENT?
Hola, me llamo Manu y te doy la bienvenida a Element Yoga School. La esencia de este lugar está implícita en su nombre “ELEMENT”, quédate con lo elemental del yoga. Es una escuela tradicional donde te acompaño y oriento en el aprendizaje de la bella disciplina del yoga.

 

LO MEJOR DEL BLOG
* Un Nuevo Comienzo
* Ujjayi Pranayama, la respiración victoriosa
* Pattabhi Jois y el Yoga Mala
* Yoga Korunta y Vamana Rhishi
* Asana

 

ELEMENT YOGA LAS PALMAS
c/ Secretario Padilla, nº 114 (Guanarteme)
35010, Las Palmas de Gran Canaria
Canary Islands, Spain
Ver en Google Maps

 

Contáctanos por email en:
info@elementyogalaspalmas.com

El contexto de la práctica de asanas

Párate un segundo y antes de continuar leyendo pregúntate por qué practicas yoga y qué entiendes por este concepto. Te sugiero te respondas con honestidad y en voz alta.

La vía del yoga se entiende desde la acción. Debe entenderse en el contexto adecuado y debe adaptarse a la individualidad con el propósito de quitarnos el velo de la ignorancia y la obnubilación mental.

Los textos antiguos nos dan el soporte, la guía de como entender y transitar el sendero del yoga.

Cuando comienzas a acercarte a esta vía, el entendimiento limitado y coartado por una breve experiencia, la ignorancia, los prejuicios y las expectativas entre otras, determinan el significado que tiene el concepto “yoga”.

Más que nunca el yoga está en boca de muchos. En este periodo de crisis global y social, la necesidad de respuestas que nos lleven hacia una vida plena se ha convertido en un oasis del que todos queremos beber.

El yoga, con el cambio de siglo, ha recogido en occidente, este eco social de insatisfacción personal. Rápidamente lo ha adornado de prisas, etiquetas, expectativas, recetas fáciles y lo que podríamos llamar pseudo-yogas adaptados al pensamiento rápido, compulsivo y neurótico.

Sin embargo, entrar en el sendero del yoga correctamente, además de por nuestra propia motivación es fácil si no perdemos el contexto:

  • Entender qué es el yoga. Aunque seguro que podamos definirlo de cientos de maneras, tomemos una definición genérica de los yoga sutras de Patanjali: “Yoga: Es el cese de las fluctuaciones de la mente” Encaminado a dicho fin, nuestra propia motivación está al servicio de este fin último, que la mente deje de saltar, de generar pensamientos neuróticos y compulsivos, de vivir en agitación llena de contenidos y estructuras que aflijan nuestra existencia como seres humanos.

 

  • Asanas: (Posturas) Es la puerta que en occidente conocemos para acercarnos al yoga. Está estupenda, teniendo en cuenta, que no elegiste tu cuerpo. Este instrumento es maravilloso para, entre otras razones, sanar y entender tu cuerpo, relacionarte con él, optimizarlo, quererlo y mantener el  templo que alberga a nuestra alma y espíritu en buen estado durante esta parte del viaje. Nos cegamos entendiendo la práctica del yoga por las sensaciones que la parte física nos regala en forma de mejoras del rendimiento (fuerza, flexibilidad, stamina, resistencia, etc). Por la producción de reacciones químicas en nuestro cuerpo (endorfinas, dopamina, reducción del cortisol, etc) que nos entrega instantes agradables. 

Lo que normalmente ocurre en occidente es que esto conforma nuestra relación con el yoga. Un gurú de uno de los estilos más famosos de yoga del mundo, Sri K. Pathabhi Jois, decía que durante mucho tiempo debemos disciplinarnos en la práctica de asanas como puerta de entrada al resto de las ramas del árbol del yoga.

  • El árbol del yoga: Consta de 8 ramas

1.YAMAS y 2. NIYAMAS (principios éticos y morales)

3. ASANAS (posturas)

4. PRANAYAMAS (relación con la respiración)

5. PRATYAHARA (recogimiento de los sentidos)

6. DHARANA (estados de atención

7. DHYANA (estados meditativos)

8. SAMADHI (liberación de la mente)

De un modo simple contextualizamos:

» La práctica de asanas como una de esas 8 ramas.

» La relación con la respiración (pranayama) como el puente para conectar nuestro cuerpo con la mente.

» Que esa conexión del cuerpo con la mente, por el puente de la respiración, ha de ser instrumentalizada con el yugo de la atención consciente.

» Que los estados perennes de atención son la puerta a la absorción de los estados meditativos.

» Que la vía meditativa es la liberación permanente de la aflicción y el alcance de los estados definitivos de plenitud. Vivir en la quietud mental.

» Los límites del sendero del yoga, aunque se nombre al final, son el verdadero comienzo, los yamas y niyamas.

 

 

 

 

Comienza y finaliza tu práctica con gratitud y agradecimiento, pon en el lugar correcto tu práctica de asanas en el marco de lo que es yoga y experimenta con genuina curiosidad el camino.

No tengas prisa, camina con humildad por esta vía, ya sabes hacia donde lleva el yoga. Persevera, comprométete contigo mismo, ten fe en la luz del faro, estudia y auto-estúdiate.

Comparte, agradece los regalos que el yoga te haga y dirígelos hacia su fin último (cese de la agitación mental).

Yoga, desde la atención plena es reveladora en si misma y se experimenta con plenitud, sin aferramiento, anhelo ni rechazo.

En la vía del yoga solo hay un secreto: Práctica, práctica práctica.

“La flor espiritual se abre

después de largos años de práctica

 en terreno fértil de la constancia”.

Manu



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies